¿Cómo lo hacemos esta vez?
Nissan Barcelona, por ejemplo…

¿Dónde está pues la fuerza del trabajador?… a mi entender en la extensión del conflicto.
Es tan importante la organización de una red de lucha entre el mayor número posible de unidades productivas de la compañía como la preparación de las jornadas de lucha in situ.

Por otro lado, en estos conflictos trabajador/capital, no debe circunscribirse la lucha a un ámbito productivo determinado. Igual que los empresarios ejecutan sus planes en un amplio marco que engloba a todos los sectores bajo la CEOE, debe el trabajador descentralizar su lucha y sacarla del ámbito de su unidad de producción.

La división, todos lo sabemos, no hace más que facilitar las cosas al enemigo. Mientras las multinacionales son cada vez mayores y mas fuertes, los trabajadores son cada vez mas débiles. ¿Como puede ser eso posible? Si la empresa se hace mayor, crece el número de trabajadores y sin embargo se ve reducido su poder frente al gigante, por esa división autoaceptada que tan buenos resultados está dando al capital.

nissan

¿Por dónde empiezo?

Lo que yo haría si en este momento fuera un trabajador de Nissan, que estuviera frente a un ordenador en mi puesto de trabajo, sería escribir una nota como esta, y mandaría un correo electrónico a través de la intranet de la propia empresa, a todos mis compañeros, a toda la base de datos de trabajadores de Nissan en este país.

Luego haría otro en inglés para todas la unidades de producción que forman parte del ente trabajadores/empresa conocido como Nissan para que todo el mundo se planteara esta cuestión a un nivel personal, e hiciera en ese momento un examen interiorizado de lo que estamos hablando y pare de su labor.

Sin mediar sindicato alguno, sólo hablándolo con el compañero de al lado, que habría recibido también este correo, fueran parando uno a uno y planteándose si va a pagar el la crisis o debe hacerlo quién la generó, cosa de la cual también Nissan es culpable, hasta la paralización total de la multinacional en el planeta.

Fotocopiaría la nota y la colgaría en todos los talleres y cuartos de baño de mi lugar de trabajo, empapelaría las puertas de todos los despachos con ella.

Apoyaría esto pidiendo que cada uno de los trabajadores hablara con todos y cada uno de los miembros de su familia que usen Internet, para que estos, desde ese preciso instante, y todos sus amigos, sus primos, hermanos… se dedicaran a exigir a todos y cada uno de sus gobiernos que paralizaran en el acto cualquier intento de la compañía, de esta y cualquier otra compañía, de seguir expoliando al trabajador en esta carrera sin sentido que no parece tener fin.

Exigiría que se elimine de manera inmediata, los derechos que las sociedades anónimas tienen como «personas jurídicas» (personas… tiene cojones!) y que cada propietario tenga que responder, de manera proporcional a sus acciones, con la devolución de al menos, el 50% de los beneficios extraídos durante estos últimos 20 años, para crear un fondo que garantice la viabilidad de la empresa el tiempo que sea necesario, pues es dinero sustraído a la riqueza generada por el conjunto de los trabajadores a los que ahora se pretende seguir exprimiendo.

Si yo fuera trabajador de Nissan, ahora mismo estaría haciendo clic en este correo y creando el viral mas grande que Internet halla conocido jamás… pero claro, yo no soy trabajador de Nissan… y soy un utópico… ¿y tú?.

El conflictor del metal en Galiza. Ver vídeo.

[flash http://www.galizacig.com/avantar/files/video/flash/8849_video_metal_VP6_1Mbps_Strea.flv w=720 mode=3]

Comentarios desde Facebook

Leave a Reply