Motivos para una huelga general

El otro día en facebook y como respuesta a un post sobre los sindicatos, un nuevo contacto me contestó al mismo en los siguientes términos:

Me parece que lees demasiado no “pisas” la realidad ó a mi se me escapan las razones de la utilidad de una huelga general. Estoy dispuesto a escucharlas, pero a dia de hoy y tal como esta la situación economica, con las perspectivas existentes y con una oposicion maniobrera, demagoga y con su unico fin de conseguir el poder al precio que sea, me parece inoportuna. Lo que hay que conseguir es establecer un pacto entre los agentes sociales, mantener las prestaciones y “achicarse” ante los ataques de esta derecha cerril.

No es facebook una plataforma que permita desarrollar conversaciones largas, para eso resulta incómoda, así que me decido a contestar a través de mi blog y lo hago «a vuela pluma» sin pararme mucho a pensar en la validez de cada uno de mis argumentos, dejando así abierto el debate para que entre todos podamos dar una forma definida a nuestras reivindicaciones:

banderanegraEn primer lugar, eso de que leo demasiado… Oo   me sorprende (y no voy a entrar en el tema de «las formas») tanto por lo que supone de ejercicio adivinatorio como por el adjetivo, que deja entrever que la lectura sólo es buena en dosis moderadas (imagino que tal vez el sistema termine por decirnos cuánto y qué leer… bueno, en otras épocas ya lo ha hecho).

Lo que tu llamas oposición no es más que la otra cara de quienes son garantes del poder de los ricos frente a la gran mayoría de los seres humanos.

La inoportunidad de un planteamiento, sea de acción o de la índole que fuere, sólo lo es en función de los intereses (más o menos espurios) de la parte contraria al mismo.

Esos agentes sociales a los que haces referencia, hace ya tiempo que están deslegitimados frente al pueblo para que sigan hablando en su nombre (mira las cifras de afiliación) y éste es uno de los motivos para una huelga general que, en mi opinión, ha de ir contra el gobierno, el capital y los sindicatos amarillos, tres piezas fundamentales de la máquina que estruja a los obreros.

Las prestaciones a las que te refieres no han hecho más que mermar en todos estos años (y aquí va otro de los motivos por los que es necesaria ya una acción firme y directa frente a los que están «metiendo la mano» en nuestra hucha común para salvar a empresas privadas que, en caso contrario ya habrían desaparecido, dejando en ese tan alabado mercado «libre», un hueco que sería sin duda cubierto por «el siguiente de la lista».

En lo que a achicarse respecta, a mi entender el trabajador ya no tiene margen para achicarse más. Llevamos 20 años perdiendo derechos:

  1. – empresas de trabajo temporal.
  2. – becarixs.
  3. – contratos basura.
  4. – sueldos miserables.
  5. – movilidad forzada.
  6. – ajuste de horarios.
  7. – acceso a la vivienda.
  8. – auge de las grandes superficies en detrimento de los pequeños comerciantes.
  9. – subcontratas en cadena que no hacen más que encarecer los precios a favor de quien no da el servicio y en detrimento del último eslabón que, como siempre, es el que realiza el trabajo sin poder cobrar lo que realmente le cuesta.
  10. – privatizaciones del sistema sanitario (véase Madrid y Andalucía…).
  11. – desmantelamiento del sistema público de enseñanza (Bolonia es sólo el último paso, ya que previamente os habéis cargado la educación primaria y secundaria).
  12. – mantenimiento de una herramienta de control de la población (la iglesia católica) con fondos públicos.
  13. – trasvase de fondos públicos al sector privado mediante subvenciones a la educación privada, contratos con clínicas privadas, con consultings de arquitectura o ingeniería.
  14. – sobredimensionamiento  de la administración pública, sobre todo con «cargos de confianza» cuando cada vez se externaliza más los servicios de todo tipo.
  15. – apoyo a regímenes ademocráticos como en el caso del estado colombiano o israelí, por poner sólo dos ejemplos.
  16. – apoyo al imperialismo americano y a maniobras como la anulación de elecciones en los casos del estado palestino o iraquí por no estar de acuerdo con el resultado.
  17. – mantenimiento de soldados españoles en apoyo de los invasores estadounidenses en Afganistán.
  18. – perversión de los conceptos de ecología y sostenibilidad, haciendo de estos una nueva fuente de ingresos para la gran empresa.
  19. – puerta abierta a los alimentos transgénicos.
  20. – apoyo a la energía nuclear y a la proliferación de centrales térmicas.

Resumiendo, con las variaciones propias de la evolución del sistema, hay los mismos motivos que hace 2.500 años. Lo que si haré, gracias a tu iniciativa, es ponerlos a discusión en los distintos foros en que se está tratando el tema, pues los he escrito dejando sin duda muchos de lado y sin pararme a evaluarlos uno por uno en profundidad y creo que éste es un ejercicio muy necesario.

P.D. También yo estoy dispuesto a escuchar las razones para no defendernos.   0=)
Salud.

Comentarios desde Facebook

Leave a Reply