La pandemia o el uso del miedo.

¿No quieres tragarte todo este artículo?
¡Entérate con Hip Hop Combativo!

INTRODUCCIÓN ENFOCADA A LO LOCAL

Ayer noche llegué de una charla-debate organizada por el «Consejo de Salud» de mi municipio, asistí a ella junto con mis hijxs de 8 y 10 años, quienes por cierto se portaron espléndidamente para lo largo del acto. El motivo del «evento» era de actualidad, la Gripe A.

Gripe_ASalí de ella con un buen sabor de boca, con la sensación de que, poco a poco, algo va iluminando esas oscuras filas grises, en que nuestra sociedad se ha ido convirtiendo a medida que era formada, alineada, por la estrategia puesta en marcha tras la segunda guerra mundial —¡ya ha llovido desde entonces! tantas bombas como anuncios con los que hemos sido bombardeados, lluvia mortal para unxs, bombardeo alienante para otrxs—.

Puede Villaviciosa estar orgullosa del «Consejo de Salud» que tiene, formado en su mayor parte por personas que se preocupan de lxs demás más allá incluso de lo que sería de esperar. Es éste el caso de José Luis Meana, médico entregado a su trabajo las 24 horas del día, y que lleva ese compromiso cuando sale de su consulta y de cumplir con sus deberes como director de nuestro Centro de Salud, hombre que considera que la medicina es algo más que repartir recetas como si de octavillas lanzadas desde un coche se tratase.

La asistencia me sorprendió, para tratarse de una pequeña comunidad como la nuestra había bastantes personas y entre ellas un nutrido grupo de profesionales sanitarios preocupadxs todxs ellxs por el tema de la famosa vacuna “¿qué le digo a mis pacientes?” pregunta ésta que quedó sin respuesta, al menos sin recibir una respuesta clara, convincente, cosa que era de esperar del representante del Gobierno del Principado allí presente, Mario Margolles, Jefe del Servicio de Vigilancia Epidemiológica de la Consejería de Salud del Principado de Asturias.

EL REPRESENTANTE DEL GOBIERNO

El citado representante comenzó una exposición convenientemente ilustrada con diapositivas espantosamente diseñadas, hablándonos de la interacción del virus como parásito en nuestro organismo, nos habló también de su corto periodo de incubación y la consiguiente gran capacidad de expansión que esto supone.

Reconoció que en la gran mayoría de los casos la infección es de carácter leve y que, hasta el momento, los afectados son niñxs y jóvenes, detalle éste de importancia y al que haré referencia más adelante.

PANDEMIA

Tras esto continuó con un detalle importante: se saltó la diapositiva de «pandemia» alegando que no quería cansarnos. Habida cuenta que yo no soy tan respetuoso con la gente, si quiero hacer aquí una referencia a este hecho sin aparente importancia que el representante del Gobierno del Principado de Asturias consideró tan banal.

omsLa OMS (Organización Mundial de la Salud) consideraba hasta hace unos meses que «pandemia» era una definición que estaba sujeta a unas determinadas características, pero curiosamente, justo antes antes de salir a la palestra este «problema» de la gripe A, cambió la citada definición eliminando uno de los considerantes, propiciando así que «nuestros» gobiernos se vieran «obligados» a sacar nuevamente (recordemos el continuo trasvase de fondos de nuestro dinero al sistema financiero) ingentes cantidades de dinero de nuestros fondos comunes para derivarlos a varias de las transnacionales más poderosas de nuestro maltrecho planeta.

De repente y sin mediar explicación alguna, eliminaron la obligatoriedad de que «pandemia» fuera considerada aquella epidemia que producía una alta mortalidad. Negocio redondo para un sector tocado de muerte por la finalización de las patentes de varios de sus productos estrella, y que en los últimos años se ha mostrado incapaz de descubrir ningún nuevo fármaco para aliviar alguno de los males más extendidos que sufrimos los seres humanos.

EL GRAN NÚMERO DE CASOS O CÓMO METER EN LA MISMA CESTA PERAS, MANZANAS Y PLÁTANOS PARA VENDERLOS COMO UN MISMO PRODUCTO

Continuó explicándonos que no sirven para nada guantes y mascarillas ya que el virus siempre encontrará un resquicio por el que colarse y pasó por el tema de los muchos casos que se estaban produciendo como quien pasa de largo ante el indigente molesto que pide unos céntimos a la salida del lujoso restaurante en el que nuestros próceres suelen disfrutar de esas viandas prohibidas al común de los mortales.

parecidoNo quiero yo pasar de largo, como tampoco suelo hacer en esos casos —será porque no suelo comer en ese tipo de restaurantes que las bienintencionadas dádivas de las multinacionales farmacéuticas ayudan a frecuentar—. Muchos casos sí, pero no explica que esos casos contabilizados son producto de una forma de diagnosticar la enfermedad cuando menos curiosa: la existencia de unos síntomas que son comunes a cualquier otro tipo de gripe. Practicamente no se realizan análisis para determinarlo.

Esto explica porque hay tantos casos de gripe A y ninguno de gripe estacional (la que suele aparecer por estas fechas). Al meter a todos en el mismo saco, las cifras se disparan y ayudan a que no podamos realizar una comparativa real entre una y otra infección. Muy astutos, pero no se quedan ahí. El pasado 13 de Octubre llegó una circular del Servicio Madrileño de Salud a los Centros de Salud de la citada comunidad comunicando una nueva instrucción —¿recordáis el cambio de «pandemia»?—  ya no se requería que se presentara fiebre, así cualquier simple resfriado pasaba ya a formar parte de las citadas estadísticas. ¿Qué tenemos entonces? tos y dolor de cabeza = gripe A, muy científico.

¿AVISO O AMENAZA?

Hizo eso sí Mario Margolles, un apunte rápido que quiero aquí ralentizar “si la epidemia hubiera sido grave no podríamos estar ahora aquí, pues se prohibiría cualquier acto social”. Increíble, no es esto más que un aviso para navegantes y como viejo pirata de estos procelosos mares de Internet, no puedo menos que tomar nota de él e intentar explicar a todxs aquellxs que me leéis el por qué de su importancia.

leymarcialEste tema de las alarmas anuales viene ya de antiguo, de los años ’80. Hasta esas fechas se declaraba una pandemia de tarde en tarde pero a partir de ahí hemos visto desfilar una gran multitud de desastres que iban a acabar con la humanidad, SIDA, ébola, neumonía atípica, gripe asiática, aviar, porcina… mil y un modos de alarmar a la población, en unos casos con razón y en otros sin razón alguna, la mayoría tienen algo en común, siempre la palabra «laboratorio» en el centro del huracán.

CUBRIÉNDOSE LAS ESPALDAS Y SALTÁNDOSE LAS NORMAS

Paralelamente «nuestros» gobiernos comenzaron a sacar, subrepticiamente, leyes enfocadas a aumentar su capacidad para declarar el estado de excepción en cualquier momento, pudiendo suprimir así las pocas o muchas —cada cual haga su análisis— libertades civiles que aún tenemos, como si en plena guerra nos encontrásemos.

irresponsablesNo lo digo por decir, vaya como ejemplo esta ley del año 1986 del estado español, que en su artículo 3 reza: “Con el fin de controlar enfermedades transmisibles, la autoridad sanitaria además de realizar las acciones preventivas generales podrá adoptar las medidas oportunas para el control de los enfermos, de las personas que estén o hayan estado en contacto con los mismos y del medio ambiente inmediato, así como las que se consideren necesarias en caso de riesgo de carácter transmisible”.

Pero la cosa no se ha quedado ahí, ya que aprovechando que «a río revuelto ganancia de pescadores» nuestro gobierno nos sorprende con una nueva ley, ésta publicada en el BOE de 20 de julio de 2009, el Real Decreto 1.015/2009, mediante la cual el estado podrá utilizar vacunas y fármacos NO AUTORIZADOS sobre cualquier persona en España, SIN QUE SE PUEDA exigir responsabilidades por los DAÑOS que estos puedan causar, en los casos de propagación SUPUESTA o confirmada de agentes patógenos o químicos, toxinas o radiación nuclear.

Muy útil para poder administrar a la población unos fármacos como el Tamiflú, producido para la supuesta debacle que iba a suponer la gripe aviar en nuestro planeta y por cuyo tremendo stock ya ha pasado el periodo para el que tenía validez. ¿Tendrá esto algo que ver con la muerte de las dos niñas que no respondieron a los antivirales?. No lo sé y aunque así fuera, nada podrían sus padres reclamar.

militar-vacunandoPosibilita también esta ley la administración de vacunas de forma OBLIGATORIA, como ya ha sucedido en otros países, dibujándonos así un panorama muy negro para las personas que conformamos este estado que, merced a la connivencia de los principales partidos políticos, adquiere cada vez tintes más autoritarios. Puede discutirse la inocencia de estas medidas si llegado tal o cual caso se presentra una contingencia, si bien lo que creo no puede discutirse es que nuestros gobernantes hace tiempo que dejaron de ser de fiar y si sacan este tipo de herramientas es casi seguro que no sea pensando en el bien del pueblo.

Continuó Margolles resaltando los grandes logros de nuestro Gobierno para prevenir la expansión de tan terrible pandemia, como por ejemplo la limpieza de pomos y manillas de las puertas por parte de los, ¡cómo no! privatizados, servicios de limpieza de nuestros colegios públicos, así como la importancia de ventilar las aulas y nuestras casas, aunque no se yo si con la calidad de aire que respiramos en nuestra provincia gracias al excesivo y por ello innecesario (para el gobierno aún no suficiente) número de centrales térmicas y e ciclo combinado, no será peor el remedio que la enfermedad.

CALIDAD DEL AIRE LOCAL

No puedo tampoco mirar para otro lado cuando tropiezo con este tema, por lo que aprovecho para recordaros que este pasado año 2008 hemos sido exportadores de energía y pese a ello el Gobierno del Principado, tan preocupado por nuestra salud, sigue con su política de poner en marcha centrales térmicas (ni más ni menos que otras once) e instalar nuevas plantas de ciclo combinado, también ha incentivado con nustro dinero que se quemen cerca de 40 millones de toneladas de carbón nacional, obviando el hecho de que si superpones los mapas de cáncer y enfermedades respiratorias con el mapa de las citadas centrales, estos coinciden sospechosamente y que prácticamente no producen puestos de trabajo frente a la opción eólica, que podría asegurar 400.000 empleos en nuestro país, cosa que no vendría nada mal sobre todo en ese millón largo de hogares que no percibe ya ingreso alguno.

Hizo luego el representante de «nuestro» gobierno una glosa a los beneficios de los antivirales, poniendo el Tamiflú de Ronald Rumsfeld en el altar que corresponde tan sólo a aquel capaz de disminuir los ingresos hospitalarios entre un 60 y 70%, eso sí, sin hacer mención a los estudios de donde han salido los datos que manejaba, y loando también sus beneficios para evitar complicaciones y el consiguiente número de muertes que sin este producto sin igual aparecerían. Todo hay que decirlo, también recalcó que ni previene la infección ni la difusión de, a su entender, tan terrible peligro para la humanidad; peligro que tras un invierno austral no hemos visto en nuestro hemisferio hermano.

REPRIMENDA AL PERSONAL SANITARIO

vacunasjovenesLuego le vino el turno del tirón de orejas al personal sanitario de nuestra provincia que, como en casi todo el resto del mundo, tiene unos índices de vacunación inferiores al 10%. ¿Por qué será que los que más saben son los primeros que huyen de las tan necesarias vacunas?. Son “insolidarios”, según nos hizo saber «nuestro» gobierno a través de su representante. Sin embargo no es ese el efecto por mi percibido, que tras escuchar sus intervenciones, sólo vi a unxs profesionales realmente preocupados por la salud de todxs nosotrxs, pero claro, tal vez sea por no haber visto ampliada mi percepción por los «generosos» argumentos de la industria farmacéutica.

SEGURIDAD

Pasó a continuación a hablarnos de la seguridad de esos decenas de millones de vacunas que el gobierno español compró a las transnacionales farmacéuticas con nuestro dinero. Podéis estar tranquilos, son seguras, “tan seguras como cualquier otro fármaco” palabras estas que siendo una gran verdad encierran a su vez una gran mentira: la seguridad de los métodos de control de los fármacos, también más adelante os proveeré de algunos ejemplos.

dineroUna nueva glosa, esta vez a los organismos oficiales que deberían garantizarnos esa tranquilidad, la OMS y la Agencia Europea de FMedicamentos.

Le pregunté en el posterior turno de debate sobre ello, respondiéndome que «la sociedad» se dotó de esos organismos «independientes» de control y seguridad, obviando, como a continuación le hice notar, que organismos como la Organización Mundial de la Salud reciben aproximadamente el 75% de sus fondos de esas mismas multinacionales que tanta independencia y seguridad a todxs seguro nos producen.

¿Cuál fue su respuesta?: “Es una cuestión de Fe“. Fe nos piden «nuestros» gobernantes,. Fe en esos, a su manera de ver, «independientes» organismos, la misma Fe supongo, creen que debemos tener en nuestros «independientes» políticos y la misma ciega Fe que las distintas iglesias reclaman de sus ovejas al carecer de ningún tipo de argumento lógico o científico en que basar sus planteamientos.

Le recordé también en mi turno para hablar, que los principales laboratorios estaban en entredicho por las decenas de miles de muertes causadas por otros productos que habían pasado esos «tranquilizadores controles» a los que hacía referencia, a lo que contestó que no eran tantas muertes, que lo que decía era exagerado. No me permitieron la réplica pero sí lo voy a hacer ahora con unos datos con los que os podréis hacer una idea de cuan fiables son esos controles:

LOS ESCÁNDALOS DE LAS FARMACÉUTICAS

• MERCK.

Poco antes de saltar el escándalo de las células madre, el «New England Journal of Medicine» hizo público que la transnacional farmacéutica MERCK, en un estudio publicado el año 2000, le había ocultado datos referidos a la probable incidencia del analgésico VIOXX en la muerte de varios pacientes. ¿Justificación de los responsables del estudio? “nos basamos en la presunción de honradez de las investigaciones”.
Gracias a esa presunción de honradez en la que tan científicamente se basan los garantes de nuestra salud, el citado analgésico provocó cerca de 100.000 muertos y más de 200.000 problemas cardiácos; el científico de la FDA (Food and Drug Administration), agencia estadounidense encargada de controlar los medicamentos, David Graham, afirmó que sólo en los EEUU, donde se «mercó» el 60% de éste medicamento, produjo 140.000 problemas cardiacos, con entre 35.000 y 55.000 víctimas mortales.

• PFIZER.

TROVAN (trovafloxacimina) es un antibiótico que en sólo dos meses fue retirado por las autoridades sanitarias al causar 140 casos de toxicidad hepática lo que produjo varios fallecimientos y, en algunos casos, precisó de transplantes para garantizar la vida de lxs afectaxs.

NEUROTIN, un medicamento para la apoplejía de la subsidiaria de PFIZER, Warner Lambert, fue promocionado por ésta para usos no autorizados con el resultado de que la multinacional fue hallada culpable en el año 2004, evidentemente con escasos resultados vista su reincidencia en el caso de BEXTRA. Probablemente hicieron cuentas y les compensaba.

BEXTRA, el antiinflamatorio de PFIZER, acaba de ser protagonista de la multa más grande de la historia a una multinacional farmacéutica, 1.300 millones de dólares para poner fin a las demandas civiles, lo que ignoro es si esto también se extiende a las demandas penales dejando así sin el merecido castigo a lxs responsables de promocionar el uso del citado medicamento para varios usos y dosis que la FDA no quiso autorizar por sus riesgos. Otro ejemplo de las ya habituales prácticas comerciales fraudulentas que debemos agradecer a esta sociedad mercantilista, en la que priman los beneficios de las empresas sobre los intereses de las personas.

• ELI LILLY.

PROZAC (fluoxetina) provocó muchísimos casos de agitación, agresividad y ataques de pánico, pese a ello recordaréis como se convirtió en la estrella de la farmacopea contemporánea, provocando ríos de tinta en «nuestros independientes» medios de comunicación.
La revista «British Medical Journal» publicó que la multinacional conocía estos resultados, no quedando claro si fue la multinacional quien los ocultó o la agencia de control gubernamental quién los obvió, el hecho es que no ha habido responsabilidades sobre este producto que generó tan mostruosos beneficios a la farmacéutica en cuestión. La noticia sale publicada también en “The Guardian”  y en “El Mundo”.

• GLAXO

También fue demandada por «fraude repetido y persistente» al consumidor, por el fiscal general de Nueva York, por esconder información negativa sobre su antidepresivo PAROXETINA, que además de no tener efectos beneficiosos, resultaba adictivo y favorecía la aparición de ideas suicidas.

• BAYER

Tuvo que retirar del mercado su medicamento contra el colesterol CERIVASTANINA tras causar numerosas muertes. Recientemente «The New York Times» reveló que algunos directivos de BAYER conocían los riesgos.

• JANSSEN-CILAG PHARMACÉUTICA

Tiene en el mercado un antifúngico, SPORONAX (Itraconazole), relacionado con casos de insuficiencia cardiaca congestiva y debido a esa insuficiencia trece personas muertas.

La misma multinacional comercializa PROPULSID (Cisaprida) un tratamiento para el reflujo gástrico que vio suspendida su licencia para la comercialización en el año 2000 por parte de la agencia de control del Reino Unido, después de 125 muertes.

vacunamortalEl «New England Journal of Medicine» publicó un estudio del que se hizo eco el «Wall Street Journal» en el que afirmaba que algunas de las mayores compañías farmacéuticas del mundo ocultan detalles importantes sobre ensayos clínicos de medicamentos. El citado estudio señala que compañías como MERCK, PFIZER y GLAXOSMITHKLINE ocultan información básica —incluso el nombre de algunos medicamentos bajo estudio— en ensayos con fármacos para tratar enfermedades serias que suponen una amenaza para la vida. Algunos de estos medicamentos están en el mercado y las compañías buscan la aprobación para nuevos usos. Hay que abrir mercado por los medios que sea y sin importar las consecuencias.

Voy a aprovechar este espacio para intentar llenar, aún en parte, el vacío existente en los medios de «comunicación» sobre las conclusiones del Informe final de la Comisión Europea del pasado 8 de julio, que versa sobre los abusos en materia de competencia en el sector farmacéutico. Parece ser que, como en los demás sectores de nuestro sistema, la competencia no funciona y que los grandes grupos farmacéuticos recurren a todo tipo de métodos para que no lleguen al mercado medicinas más eficaces y para descalificar los genéricos, mucho más baratos e igual de eficientes.

¿Cómo lo hacen? de múltiples maneras a cual más sucia, por ejemplo retrasan con artimañas del estilo de patentar añadidos superfluos del producto (un polimorfo, una forma cristalina, etc,) la fecha de vencimiento de la patente, extendiendo así la duración de su control sobre el medicamento e impidiendo de esta manera que se puedan sacar genéricos, un 40% más baratos, que equilibrarían el gasto de nuestra sanidad pública, hecho este aprovechado malignamente por los defensores de la sanidad privada, para criticarla y conseguir así que caigamos en sus redes, como lo estamos en las de la industria farmacéutica.

laboratoriosEste es el panorama de la seguridad y del mercado gracias al cual tres de estas grandes multinacionales de la farmacia (GSK, NOVARTIS y SANOFI) están ganando millones de euros merced a la venta masiva de esta vacuna, dinero que sale de las arcas comunes que debieran financiar unos servicios públicos que, cada vez más, se ven privados del dinero que todxs ponemos para nuestra salud y seguridad en beneficio de estas dudosas compañías. Y todo esto gracias a la «colaboración necesaria» de nuestrxs políticxs que han permitido que esos organismos de control, que el representante del gobierno catalogaba como salidos de nuestra voluntad y que, en la práctica y como cada vez más está sucediendo con lo público, están en manos de esas rapaces que sólo buscan su beneficio sin importar los medios y consecuencias que se deriven de su voraz apetito de dinero.

No es sólo, como hemos visto, la «gripe A» la que pone en entredicho la industria farmacéutica, a mediados del pasado 2008 pudimos leer en «La Vanguardia» una entrevista a Joan Ramón Laporte donde declaraba, de manera clara y contundente, que «La industria farmacéutica se inventa enfermedades». Para quién no lo sepa, Laporte, además de catedrático de farmacología y director de la Fundació del Institut Catalá de Farmacología, es colaborador de la Organización Mundial de la Salud.

CÓCTEL DE COADYUVANTES Y MERCURIO

Siguiendo con esta cuestión de la seguridad y volviendo a centrarnos en el tema de la gripe A, también durante el turno de preguntas algunxs profesionales médicos incidieron en el tema de los coadyuvantes presentes en la vacuna y el peligro que suponen para la salud, peligro éste que ha llevado a ser prohibido hace ya varios años en los EEUU, a esto el representante del Gobierno del Principado de Asturias contestó con un “no han sido prohibidos, sólo se ha retrasado su uso hasta que la investigación en curso finalice”.

Bueno, para él esto no es una prohibición. No puedes comercializar ningún producto que los contenga pero no están prohibidos, curioso análisis del tema que no se si desde un punto de vista lingüístico tendrá alguna base (pinso que tampoco) pero que desde el punto de vista legal y práctico, que es el que interesa, creo que no admite discusión. Eso sí el representante del gobierno nos «tranquilizó» a todxs diciéndonos que hasta el momento no se habían observado efectos secundarios relevantes, obviando eso sí, que de la cuatro fases obligatorias para dichos estudios, aún no se había finalizado ni siquiera la tercera. O sea, que esas normas de seguridad pueden ser obviadas si así interesa. No se vosotrxs pero ante estos argumentos yo no me quedo nada tranquilo. A la pregunta de por qué se utiliza el coadyuvante, su repuesta fue que por solidaridad, para poder producir más vacuna para más personas, gran falacia ésta pues como siempre es una cuestión de dinero. Sale mucho más barato incluir ese coadyuvante que poner en producción la cantidad de vacunas necesarias.

Se le comentó entre otras cosas el caso alemán, el gobierno de Alemania encargó 200.000 dosis de la vacuna sin coadyuvantes para sus altos funcionarios, soldados y fuerzas de seguridad. La opinión unánime de la mesa fue, evidentemente, que tenían mucha cara. Insistió en que las embarazas recibirían esa vacuna, pero minimizó el hecho de que el resto de la población —incluidos grupos de riesgo— fueran a recibir la que ni los propios gobernantes alemanes se quieren poner. Se imponen dos preguntas, ¿si el metabolismo del feto no está preparado para ese coadyuvante, lo está el de los inmunideprimidos —caso de los enfermos por VIH o por tratamientos de quimioterapia—? ¿están haciendo lo mismo que los alemanes nuestros políticos?. Conociendo el uso que hacen de su posición para tantas y tantas cosas de, cuando menos, dudoso carácter ético, es fácil suponer la respuesta a esta pregunta.

No se incidió en otro peligro de todos estos millones de vacunas, a las que el gobierno tiene que dar salida de alguna manera, y es el hecho de que algunas contienen altas dosis de mercurio como conservante y fue debido a que después de tan sólo cuatro intervenciones por parte de los allí presentes y pese a la considerable cantidad de manos levantadas, se dio por finalizado el acto dejándonos a todxs, según pude comprobar a la salida, con una gran cantidad de preguntas de importancia que algunxs de nosotrxs llevábamos preparadas más los interrogantes que fueron surgiendo en tan necesaria charla.

virus-gripeNo fue Mario Margolles el único de los ponentes, si bien sí quien más dudas generó. Sus otrxs dos compañeros de ponencia eran María Oña, microbióloga responsable del laboratorio de Virología del HUCA (Hospital Universitario Central de Asturias) que centró su charla en qué son los virus y cómo actúan y que, como aporte relevante, en el turno de debate manifestó su «sorpresa» ante una campaña de vacunación que comenzaba cuando la curva de infecciones parecía haber llegado cerca de su cenit. Lo normal, según la experta, hubiera sido que ésta comenzara antes de que el virus hubiera hecho acto de presencia. Por otro lado apuntó el parecido, en principio, con el virus del resfriado común y que de seguir reduciéndose los casos de infecciones en jóvenes, sin que estas llegaran a los adultos, era muy posible que la epidemia desapareciera. Otro dato muy importante que nos hizo saber es el hecho de que al ser esta enfermedad una zoonosis, lo normal sería actuar sobre los animales en lugar de sobre las personas, es decir hacer uso de la tan denostada medicina preventiva que ningún beneficio aporta a las grandes multinacionales de la farmacia.

El tercer ponente fue el doctor Carlos Ponte, médico que desarrolla su trabajo en primera línea, como Jefe de la Unidad de Coronarios del HUCA, coordinador de la Plataforma No Gracias de profesionales sanitarios que luchan por la recuperación ética de su ámbito (entre otras cosas no reciben a los representantes de los laboratorios farmacéuticos) y Presidente de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Asturias, que comenzó su disertación hablando no de los perdedores, los ciudadanos, sino de los que ganaban con esta alarma que artificialmente ha sido producida. Procedo ahora a sintetizaros los puntos más relevantes de su intervención:

QUIÉN GANA CON LA «PANDEMIA»

Los gobiernos, que en el uso de su conocida y demostrada efectividad, empleaban un recurso ya redundante desde el final de la Segunda Guerra Mundial, el recurso al MIEDO.
Recurso que había sido utilizado con la excusa del extinto Bloque del Este, con la del terrorismo, y con tantas otras cosas más y que encontraba en la salud, el óptimo enemigo invisible con el que seguir creando una sociedad dependiente que siempre se viera empujada a creer que sólo con los gobernantes que tenía podía verse libre de todos esos terribles males.
El sistema sanitario en su conjunto que, al haberse reducido los fondos a él destinados por el trasvase de los mismos al sistema financiero, veía ampliados sus recursos además de ganar sus miembros influencia y presencia social.
Los medios de «comunicación» que encontraban en ésta un filón para ganar audiencia.
Los grandes laboratorios farmacéuticos, por la desmesurada cantidad de dinero, contante y sonante, que ingresarán procedente, directamente, del bolsillo de todxs lxs ciudadanxs.

dineroysaludProsiguió comentando la implicación directa del Secretario de Estado con Bush, Ronald Rumsfel, en todo esto y en fin, no me prolongaré más pues tampoco él lo hizo, consciente de que su intervención iría en detrimento del tiempo asignado al turno de debate, que creía sería más enriquecedor que todo lo que nos pudiera contar.

Yo no estoy tan seguro, tratándose de un hombre con unos principios morales tan sólidos que es difícil encontrar alguien de su talla cuando se acude a actos de este tipo.

Sus respuestas a las preguntas de los asistentes iban por la misma línea iniciada, rebatiendo los argumentos que el representante del gobierno expuso y usando el turno de preguntas para aclararnos conceptos como que las zoonosis son un problema que ha venido a más no por motivos naturales, sino por el modo en que las grandes multinacionales de la alimentación hacinan miles de animales en unos espacios que determinan un medio ambiente óptimo para la aparición de tales enfermedades.

Me viene ahora a la cabeza otro gran problema de éste medio antinatural de entender el desarrollo, el uso abusivo de antibióticos en ese tipo de instalaciones y que está creando cepas de bacterias resistentes que minan la efectividad de los antibióticos de los que dependemos para combatir nuestras propias infecciones.

Como en el resto de problemas que amenazan a la humanidad el culpable siempre es el mismo, el Sistema y sus cómplices nosotrxs que no acabamos de comprender que somos nuestrxs propixs dueñxs y que con tan solo decir «basta» podemos parar esta espiral de destrucción en la que estamos inmersos.

Espero que con este artículo os haya aclarado el por qué de esta «nueva crisis global» y cuál debe ser vuestra actitud hacia la misma. Yo de momento, como los médicos que allí presentes así lo manifestaron, no me voy a vacunar y voy a continuar luchando por ese otro mundo que sinceramente creo posible.

Proyecto Squatters • Contra-anuncios

Proyecto Squatters • Contra-anuncios

Comentarios desde Facebook

3 Comments

Leave a Reply