Asel • Activismo y Libertad

Según la noticia que da EITB,  la jueza dice que es un “peligro para la sociedad” y tendrá que seguir en la cárcel mientras siga la investigación, pero no aclara en qué pruebas periciales se basa para considerarlo de tal manera.

Todxs aquellxs que conocéis a Asel sabéis que si él es un peligro para la sociedad, muchxs de nosotrxs también lo somos, pues el único delito que ha cometido ha sido defender los derechos de un pueblo al que se niega lo que es suyo, se expolia y se persigue, como a tantos otros a todo lo largo de este planeta que parece haber perdido el rumbo en esta vorágine Fascista disfrazada de Libertad de Mercado.

«Libertad de mercado» que sólo existe para las mercancías y únicamente cuando éstas son propiedad de una gran multinacional,  ya que cuando los pobres del mundo pretenden hacer uso de esas mismas libertades, se enfrentan con el muro del proteccionismo existente bajo ese falso concepto ya totalmente vacío de contenido.

Es éste un muro más a sumar a los muros físicos que, como en el caso del Sáhara o de Palestina, son muestra de la realidad que hay tras este criminal sistema y que muchxs se niegan a reconocer. Un muro igual al que hoy aprisiona cuerpo, mente y espíritu de uno de nuestros amigos, pues muros es lo que el Sistema construye alrededor de todxs los que poblamos este maltratado planeta.

Asel, persona de buen corazón y sólidos principios morales como muchxs de vosotrxs lo sois, se halla ahora privado de toda libertad, hundido en la peor condición en que cualquier ser humano puede encontrarse, incapaz de decidir por si mismo, sin poder moverse de entre cuatro paredes que, como millones de paredes en la tierra, encierran a mucho seres humanos como si de animales peligrosos se tratara, impidiéndoles lo más preciado que tenemos, el derecho natural más inalienable del mundo, la libertad, que encuentra su máximo exponente y en realidad único significado en el autogobierno.

¿Bajo qué bases éticas se puede sostener que un ser humano pueda ser secuestrado por otros? yo creo sinceramente que ninguna, al menos en casos como éste que no es diferente al de otros millones de lo que hoy llamamos activistas que desde tiempos inmemoriales han sido sometidos a esa misma ignominia, esa misma tortura, por el único hecho de defender la justicia.

Los poderosos (en este caso a través de la policía heredera de Pinochet) dicen quién es un peligro para la sociedad y no necesitan justificarlo, se dan un plazo de tres meses para demostrarlo. ¿Qué clase de democracia, de estado de derecho es ese en el que una persona inocente es encarcelada por meras sospechas?. ¿Acaso no ha dado tiempo en toda una semana para hacer las pruebas periciales oportunas, que determinen si hay alguna base sólida, huellas en los elementos que la policía dijo haber encontrado, o cualquier otra evidencia que hiciera plausible su culpabilidad?. ¿No es todo el mundo inocente hasta que se demuestre lo contrario?.

En el tiempo que Asel y yo llevamos como amigos, sólo puedo decir que se ha caracterizado por sentir las injusticias a que «los otros» —esos desconocidos que aparecen esporádicamente en las noticias, las más de las veces como un número— se ven expuestos como si de su propio ser se tratara y jamas, repito, jamas ha hecho la mas mínima apología de la violencia. Todo lo contrario.

Un peligro para la sociedad dice el fiscal. Habrá querido decir para el Sistema, ya que la sociedad es el conjunto de seres humanos y esto es lo que Asel defiende, que todxs los seres humanos tengan los mismos derechos y las mismas oportunidades; pero claro, el problema es que él lo piensa y lo siente de verdad, no son palabras vacías de contenido en su boca, como en el caso de la inmensa mayoría de los políticos que habitualmente las pronuncian, y eso si que es peligroso para esa minoría que rige los destinos y marca el valor de todxs y cada unx de nosotrxs.

Por defender esos derechos, denunciar que son persistentemente conculcados por las autoridades supuestamente encargadas de defenderlos, por ese único motivo es por lo que Asel lleva ya una semana privado de Libertad y lo estará al menos tres meses más.

Ricardo Labra Silva

Ricardo Labra Silva

Entretanto Amnistía Internacional se ha hecho eco de esta nueva injusticia y ha enviado a Ricardo Labra Silva a informarse respecto a las condiciones en que permanece recluido y velar porque se respeten los pocos derechos que ahora se le reconocen.

* Actualización: AI Chile ha desmentido esta noticia.

Tras la conversación mantenida con Asel, en la que éste relato lo que ya sabemos, Ricardo Labra manifestó su intención de ponerse en contacto con Amnistía Internacional en Londres para continuar prestándole el apoyo habitual en estos casos.

Todxs nosotrxs, los que en mayor o menor medida estamos en esa misma posición, debemos hoy hacer un examen de la realidad que nos rodea y percatarnos que esto va más allá de defender a unas personas más o menos alejadas, pues si no tomamos conciencia cierta de la cotidianidad de estos hecho y luchamos con todas nuestras fuerzas contra lo que los provoca, acabaremos encerrados entre cualquiera de esos millones de paredes del mundo, construidas para acallar a los que sienten realmente el dolor del resto de seres humanos como el suyo propio y como tal lo combaten.

Por la Libertad de Asel, por tu propia Libertad, te pido desde este blog que con él he compartido, que nuevamente o tal vez por primera vez, abanderes una causa llena de todos aquellos valores que estoy seguro tú como yo sientes. Asel te necesita y tú necesitas a Asel.

Comentarios desde Facebook

Leave a Reply