El Foro Social advierte sobre “embestidas capitalistas” tras la crisis global

PORTO ALEGRE (Brasil), 28 ene (EFE).

Activistas del Foro Social Mundial afirmaron hoy que el movimiento contra la globalización debe construir una “hegemonía contracorriente” y prepararse para nuevas “embestidas capitalistas” tras la crisis financiera internacional.

“El neoliberalismo no está derrotado y el capitalismo se ha hecho más fuerte (con la crisis), pese a que algunos crean lo contrario”, dijo en uno de los debates celebrados en Porto Alegre el sociólogo portugués Boaventura de Sousa Santos, uno de los ideólogos del movimiento.

Asimismo, aseguró que también “se equivocan los que han colocado las palabras revolución y socialismo en el basurero de la historia” e instó a los activistas a trabajar por la unidad de los sindicatos, los grupos sociales y los partidos socialistas.

Según de Sousa Santos, “el Foro Social Mundial debe asumir un papel de protagonista” para actuar en forma global y discutir la constitución de una “internacional de los movimientos sociales”, a fin de plantar cara ante las futuras “embestidas capitalistas”.

Afirmó que, a pesar de los gobiernos populares que existen hoy en América Latina, “nadie se puede engañar con triunfalismos”, pues la “reacción” del capitalismo “ha comenzado” y se expresa mediante las “amenazas” de Estados Unidos a Venezuela, Bolivia y otros países.

Ante unas dos mil personas que se apiñaron en un auditorio de Porto Alegre, el sociólogo sostuvo que la nueva articulación “imperialista” se ha infiltrado “hasta en el comité del Premio Nobel de la Paz, que se ha convertido en el Premio de la Guerra” después de que fue galardonado el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

También alertó sobre “la intención del capitalismo mundial de apropiarse de algunas banderas” del Foro Social Mundial y puso como ejemplo de ello que “hasta el Banco Mundial habla ahora de economía social y democracia participativa”.

Según el sociólogo luso, se debe “democratizar la democracia” y para ello “será crucial la relación entre los partidos políticos progresistas y los movimientos sociales”.

Propuso además que el Foro Social Mundial empiece a presentarse como tal en las conferencias mundiales, como la de Cambio Climático, celebrada en Copenhague en diciembre pasado, a la que las organizaciones que lo integran fueron “cada una por su lado”.

De Sousa Santos admitió que existen diferencias en el movimiento contra la globalización, pero dijo que el Foro Social Mundial “debe ser realmente útil” y que “no puede estar formado por inconformistas dispersos, sino por rebeldes competentes”.

Articulación Feminista Marcosur

En esa misma línea se expresó la peruana Virginia Vargas, de la Articulación Feminista Marcosur, quien coincidió en que la crisis del capitalismo “no es terminal” y dará paso a un “reacomodo” de las derechas.

Según Vargas, la democracia que impera hoy en América Latina “no es el camino al socialismo, pero el socialismo debe ser el futuro de la democracia, si es que ésta es real”.

Embajador de Bolivia ante la ONU

Quien también se pronunció en favor de una mayor articulación global de los movimientos sociales fue el embajador de Bolivia ante la ONU, Pablo Solón, quien sostuvo que la presión para “democratizar el mundo” debe llegar incluso a ese organismo.

“Es necesario democratizar la ONU, que en el Siglo XXI permanece colonizada -dijo Solón- por Estados Unidos, Francia, el Reino Unido, China y Rusia”, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, que tienen poder de veto.

El diplomático consideró que “sin transformar el mundo será imposible transformar los Estados nacionales” y alterar el actual modelo de poder, que “oprime” a las naciones menos desarrolladas y les cierra el camino hacia el progreso.

[flash http://www.facebook.com/v/1364597839613 w=570 h=461 mode=0]

En el marco de la cuarta jornada de debates en Porto Alegre, las organizaciones del Foro Social también anunciaron el inicio de una campaña global “contra las bases extranjeras en América Latina y el Caribe”, que según los activistas constituyen una “instigación a la guerra en una región de paz”.

El evento del Foro Social Mundial en Porto Alegre, que ha servido para celebrar el décimo aniversario de su constitución, concluirá este viernes y dará paso a actividades similares que se realizarán a lo largo de todo el año en una treintena de países.

Comentarios desde Facebook

Leave a Reply