Los anarquistas y las polémicas sobre Chomsky, Chavez y otros

No soy de los que pasa su tiempo mirando páginas webs de como van los debates en relación con el movimiento libertario y el anarquismo. Lo señalo no porque considere que sea mejor o peor o una pérdida de tiempo, pero si me preocupa que lo virtual convierta en realidad lo que no existe. Simplemente lo señalo. Tampoco normalmente me meto en polémicas, no es mi estilo, insisto, ni mejor ni peor, de quien dedica un tiempo importante de su vida a estos menesteres. Por tanto, en este caso y algún otro, excepcionalmente, de cuando en cuando planteo lo que pienso. En lo que va a continuación, puede haber errores al no tener notas de los debates que se han dado sobre el tema, solo está la memoria. Teniendo en cuenta que ya tengo unos años, posiblemente la misma falle más de lo normal. Si dispongo del último artículo, publicado en el Boletín nº 14 de Cuba Libertaria, de mi amigo Octavio, quien cuando lo necesité lo tuve ahí (son apoyos que no se olvidan).

He seguido, más o menos el debate que se ha planteado con el tema Chávez-Chomsky y otros. Me “sorprende” la virulencia literaria del debate, la facilidad con la que se reparten responsabilidades a los anarquistas que guardan silencio sobre los Castro, Chávez, Correas, etc… estos nuevos gobiernos latinoamericanos de izquierda, populistas, o como se los quiera considerar. Y sobre todo, como se pontifica, como se habla de la demagogia de unos, pero son virtudes en los otros, como unos insultan y descalifican, pero los otros son poseedores de la verdad, y sus afirmaciones, van a misa, aunque la misa sea anarquista. ¿Son silencios o son diferentes análisis sobre un mismo tema?, lo cual, es un derecho que tiene todo el mundo con el debido respeto.

Hay quien nos hace ver como garantía de su discurso el currículo, pero esto tenemos todos. Quiero pensar que todos, entre los que mi incluyo, en dicho curriculum hay luces y sombras, a no ser que haya una oficina anarquista que de puntuación a los currículo, y el mío sea una mierda y del otro sea intachable. El mío tiene luces y sombras, tiene aciertos y errores. También se le da importancia a la cantidad de idiomas que se ha traducido el articulo tal. Si este es el baremo, pienso, quizás erróneamente, Chomsky en esto lleva ventaja, seguramente ha sido traducido mucho más que cualquiera de nosotros, al menos, mucho más que quien escribe. En definitiva, no creo que sean estas valoraciones las que den mayor o menor validez a nuestros argumentos.

Además, los “pecados” de Chomsky van en aumento, no sólo se fotografía con Chávez, y los Castro, también, el “mal” , Ahmadineyad, el iraní, utiliza sus textos para denunciar el imperialismo de los EE.UU. Por tanto, se le va complicando el prestigio a Chomsky. Pero dudo mucho, aseguraría, que a los pueblos sometidos al yugo por los diferentes estados, sean del signo que sean, les frene sus ansías revolucionarios lo que haga Chomsky. Lógicamente creo que Chomsky tiene todo el derecho a fotografiarse con quien quiera y, Octavio tiene todo el derecho a criticarlo todo lo que quiera, pero, ya está. Convertir esto en un problema central sobre los enterradores de las aspiraciones emancipadoras de los pueblos me parece que tiene que ver poco con la realidad.

Una anécdota personal. Estaba asistiendo a un Congreso en Rabat de la Asociación Nacional de Diplomados en Paro de Marruecos (ANDCM), hace muchos años, pueden ser diez. En el marco del mismo, tuvimos una reunión con una compañera responsable de la organización, la CGT española a la cual representaba, más un trotskista responsable internacional, no se si de estos marxistas críticos. Una compañera marroquí luchadora, muy reconocida, de las que se jugaba su libertad y más, defensora de los derechos de la mujer, y un trostkista (no recuerdo de que organización, aunque importante) explicando como los musulmanes integristas (los que obligan el velo, etc… en Pakistán eran aliados estratégicos antiimperialistas, y por tanto, trabajaban con ellos. Claro, ni la compañera marroquí, totalmente sorprendida, ni quien escribe compartíamos su punto de vista, esto no era impedimento para no entender lo que proponía, pero, no compartía.

En la política, para los anarquistas también, salvo para aquellos que existe una sola verdad, para aquellos que piensan que hay que mantener la llama y el mundo ya se dará cuenta, en su momento, de que la anarquía es la única solución, existe la estrategia y la táctica. Y la táctica, se acomoda a las diferentes situaciones en base a los análisis que se hagan del momento en el que estamos viviendo. No todos los gobiernos son iguales, hablo desde el País Vasco y, no es lo mismo, Zapatero que Rajoy, ni Patxi López que Ibarretxe, esto, las condiciones sociales generadas por esos gobierno en cada momento determinado y muchas otras cosas, el poder, el capital, la globalización, la represión, el nivel de conciencia de los trabajadores y los ciudadanos etc… los deberíamos tener en cuenta para nuestra intervención cotidiana, ya que cualquier trasformación social, cualquier revolución social, es necesario hacerla con el pueblo y sus percepciones, teniendo en cuenta, entre otras cosas, la capacidad de integración de las diferentes intervenciones gubernativas, que según creo están superadas por la globalización capitalista, etc… esto sería otro debate, muy largo.

Digo esto partiendo de la base que soy antiestado, sea grande o pequeño, que no creo en el juego parlamentario, en la autoridad, en los Gobiernos, en la democracia formal, etc… por tanto, no tengo adhesiones a hombres providenciales, ni Chavez, ni Castro, ni Chomsky… pero tampoco a otros que desgraciadamente existen en el campo anarquista. También hay “santos” en la “iglesia” anarquista. Hay más de uno que ha sido elevado a los altares, y que muy poco o casi nada tenía que ver su discurso con su práctica, gentes que han perseguido a otros anarquistas, amenazado, golpeado, etc… que tenía que ver muy poco su actitud cotidiana con un buen comportamiento moral o moral anarquista si alguien lo quiere llamar así. Como creo recordar algún anarquista histórico sudamericano con buenas relaciones con las instancias del poder, etc… En fin, que no todo es tan evidente.

En consecuencia, no creo que pueda convertirme en adalid del socialismo y del antiimperialismo, ni creo que todos quienes escriben y no están de acuerdo con una postura sean adalides del socialismo y el antiimperialismo.

Esto no evita, sólo faltaría, que los compañeros venezolanos (a ellos les corresponde, ya que son los que sufren directamente la situación) analicen, cual es la política de Chavez en lo concreto, dentro del contexto venezolano, y en consecuencia, actúen según ese análisis. Análisis que lógicamente se irá modificando en la evolución de su mandato, sus decisiones, sus efectos.

No necesariamente todos los análisis deben ser coincidentes, hay quienes pensarán que nada ha cambiado, o incluso, que es peor que regímenes anteriores, que hay que hacer la revolución (muy fácil decirlo desde el púlpito que te ofrecen las mismas instituciones que pretendes derrocar, sin que te pase nada), automarginándose de todo, quienes serán más beligerantes (de palabra) que nunca en la reciente historia de Venezuela, y por el contrario, quienes crean que se han abierto espacios de libertad que hay que aprovechar para estar con los más pobres y los más desfavorecidos para conseguir y afianzar mejoras sociales, acumulando fuerzas en el camino hacia un socialismo de verdad. Pudiera ser que el problema esté en la propia incapacidad del movimiento libertario y anarquista venezolano para hacer ese trabajo, aunque algunos lo intenten.

Lo más fácil, es criticar todo, hacer mucha retórica y no tener ningún peso en los acontecimientos de cada día. Criticar siempre es lo más sencillo, nunca te equivocas, siempre habrá algo criticable, lo difícil es construir.

Alguien se equivocará, quizás ambos, o todos, unos más que otros, algunos intentarán algo, otros seguirán dictando doctrina… lo dejo ahí, pero esto en ningún caso da validez al insulto, a la descalificación y la calumnia: como entre otras, es tildar de: adalid… adhesiones… cegueras colectivas… y a continuación, aquí estamos nosotros para desde nuestra comodidad occidental, a través de Internet levantarles la venda que los ciega. No solo hay comodidades occidentales, algunos de los que hablan y pontifican, también disfrutan de comodidades en esos países más pobres.

No es cierto que todas las asociaciones venezolanas que aspiran a un socialismo verdadero, digan lo mismo, a no ser que haya asociaciones verdaderas y otras vendidas. Volvemos, a lo de antes, a ver donde está la oficina que da esos certificados. Tengo compañeros anarquistas venezolanos que no dicen lo mismo. Espero que la respuesta no sea que “mis anarquistas” están vendidos a Chavez y cosas por el estilo, de la misma forma que: aquel fue de la CIA y el otro, no veía los infiltrados en su organización aunque les pusiesen un cartel… esto no me vale.

En definitiva, para terminar con esto, con el debido respeto a todo el mundo, estamos, me incluyo, metidos en una polémica, repito, desde nuestra comodidad occidental, de la cual aprovechamos todo lo que nos ofrece el Estado; metidos en una polémica que no afecta en absoluto a las aspiraciones revolucionarias de las masas explotadas, ni desacreditamos la idea de socialismo como proyecto social emancipador, ya que es algo que queda entre nosotros, entre un puñado de gentes incapaz de tener un proyecto común, es algo endogámico. A las masas explotadas les importa un rábano. Las masas explotadas quieren soluciones y quieren que quien aporta soluciones esté con ellos, jugándosela como ellos, para como mínimo ser fiable.

Para mi, Chomsky, a quien no conozco, es un investigador que tiene una serie de aportaciones producto de un trabajo tan respetable como el de cualquier otro, que pueden servir como instrumento de análisis y de trabajo. Pero lo mismo que Chomsky las de muchos otros, esto es todo y esto es su transcendencia en mi caso, y Octavio es mi amigo, con el que no coincido en todo, simplemente, pero él sabe que mi puerta está abierta lo mismo que la suya.

De todas formas la ceguera debe ser muy amplia, ya que las dos organizaciones anarcosindicalistas más grandes del mundo (aunque pequeñas), la CGT y la CNT (por orden de número de afiliados) españolas, invitan a Chomsky a los actos de conmemoración del centenario de la creación de la CNT. Según parece, con la CGT no ha podido estar por cuestiones de agenda, pero la CNT lo tiene anunciado en su programa, de la misma forma que tiene anunciado a Stuart Christie o Agustín García Calvo y otros.

El problema no está en Chomsky, en Chávez y otros. El problema está en lo que hacemos los que nos llamamos anarquistas, independientemente del curriculum que tengamos cada uno. Qué representamos, qué ejemplo somos para el resto de la sociedad, donde están nuestras realizaciones prácticas para mostrar al mundo (dejando en su momento histórico a la revolución española y otros hechos históricos), en donde somos determinantes, en cuantas asociaciones de masas explotadas estamos interviniendo y son escuchadas y son partícipes de nuestras propuestas, dónde está el internacionalismo anarquista en la práctica, dónde están nuestras alianzas, tácticas, dónde está nuestra lucha que sea ejemplo para las masas explotadas. ¿Cuantos grupos y grupitos existen de cuatro, cinco, seis personas con su “jefe”, aunque digamos lo contrario, etc,…. criticándose los unos a los otros, sin prácticamente ninguna incidencia social, pero capaces de sacar una revista digital?.

Lo cierto es que sí, somos campeones, o por lo menos estamos en primera división, a la hora de criticar a todo dios, a dividirse una y otra vez, a parcializarse cada vez más dejando el federalismo para los discursos, a estar más lejos de cualquier sentido comunitario, a dar lecciones a todas las horas, y lo digo con todo respeto ya que hay, al menos conozco, anarquistas que están con los pobres, con lo más desfavorecidos, que viven consecuentemente a sus planteamientos, pero son pocos, muy poquitos, y además, no todos están en el mismo barco, por lo que sus fuerzas se difuminan aún más.

Creo que ya está bien de debates estériles y autocomplacientes, autoafirmantes,……, y vamos a mirarnos a nosotros mismos, dejando los egos al lado, vamos a ser algo humildes y vamos a ver que responsabilidad tenemos todos, me refiero a los anarquistas en esta terrible situación mundial de control absoluto del capital financiero globalizado y criminal que están sufriendo aquellos que cada pocos segundos mueren de forma continuada, por el hambre, por enfermedades curables, por falta de agua potable, por guerras, pandemias, por las mafias de todas las clases, etc,……., ellos son las verdaderas víctimas, esto es una realidad induscutible, que sigue ahí, que sigue aumentando. Teniendo claro que no todas las responsabilidades son iguales, pero esto no nos libra de tener las nuestras, debido a nuestras actitudes en el día día, por nuestro sectarismo, dogmatismo, patrimonialismo y, muchos más ismos. La culpa no es sólo de los demás, también es nuestra y eso es lo que nos debería importar en primer lugar, repito, en primer lugar, teniendo claro que no existe una sola verdad.

En Hernani, a 2 de Febrero de 2.010.
José María Olaizola.

Comentarios desde Facebook

Comments are closed